Manualidad dulce, “Oreos bañadas en chocolate”.

Como la ha bautizado la autora, estos caprichos son más que una elaboración de repostería, una mera manualidad, y lo que es mejor aún, nos sirven como obsequio gastronómico para estas navidades.Y es que no tienen ciencia, con tener los ingredientes basta.

Si disponemos de molde para oreo, o algo similar (que realmente es un molde para hornear mini tartas), seguiremos este paso a paso.

Oreo-bañadas-paso-a-paso

Si por el contrario, no disponemos de molde, optaremos por esta otra manera. El acabado es menos perfecto, pero también bonito. Y desde el punto de vista del sabor, a mí me gusta más esta versión que la otra, al llevar menos chocolate la encuentro más equilibrada.

Oreo-bañadas-paso-a-paso-2

El transfer para chocolate es una lámina con un dibujo impreso de manteca de cacao y colorantes alimentarios. Al poner el chocolate fundido encima, el grabado se imprime en el chocolate. Cuando el chocolate está totalmente frío, la lámina de transfer se despega con facilidad, y el dibujo queda grabado en el chocolate. Podéis encontrar transfer para chocolate en numerosas tiendas online: en Cupcakes a diario, que son los de las fotos, en Maria Lunarillos (que sirven también para bizcochos y galletas).

IMG_3086

Oreo bañadas en chocolate

Preparación: 15 minutos

Cocción: 2 min

Raciones: 8-12 galletas oreo

INGREDIENTES:

    • 8-12 galletas oreo
    • 300 g de chocolate blanco (o candy melts blanco)
    • 50 g de manteca de cacao (opcional)
    • 1 lámina de transfer (opcional)

Equipamiento (opcional): Molde de silicona de 8-12 cavidades redondas.

PREPARACIÓN:

  1. Fundimos el chocolate troceado junto con la manteca de cacao en el microondas, programando de 30 en 30 segundos, y removiendo de cada vez. Debemos hacerlo con cuidado de no quemar el chocolate, ya sabéis que el chocolate blanco es más delicado y difícil de fundir. Ahora, la manera de trabajar en esta receta va a depender de si disponemos de molde o no.
  2. Si disponemos de molde, lo colocamos sobre una bandeja (para poder trasladarlo después sin que pierda forma). Cortamos círculos de la lámina de transfer del tamaño de las cavidades del molde y los colocamos en la base (con la parte rugosa, que es la que pega, hacia arriba). Vertemos un par de cucharaditas de chocolate sobre la lámina hasta cubrirla. Colocamos una galleta oreo encima, y terminamos de recubrir la galleta con otro par de cucharaditas de chocolate. Damos unos golpes con la bandeja contra la mesa, para que el chocolate se distribuya bien en los moldes, y se rellenen todos los huecos o burbujas de aire que hayan podido quedar. (Golpeamos suavemente, no pensando en el vecino que siempre aparca en tu sitio). Dejamos enfriar en el frigorífico, o en un lugar fresco y seco ahora en invierno (en verano, frigorífico indispensable!).Una vez solidificado el chocolate, desmoldamos las galletas, y retiramos con cuidado la lámina de transfer despegándola (funciona como una calcomanía para chocolate). Conservamos las galletas en un lugar fresco hasta su consumo. Con esta opción salen entre 8 y 12 galletas, dependiendo de cuánto chocolate usemos para el molde, y de su tamaño.
  3. Si no disponemos de molde, bañamos las galletas en el chocolate, dejando escurrir el exceso. Disponemos las galletas en una lámina de papel de hornear. Con una espátula, las trasladamos a otra bandeja forrada con papel de hornear (es la única manera de que se elimine totalmente el chocolate sobrante). Cortamos el transfer en cuadrados del tamaño de nuestras galletas, y lo colocamos sobre cada galleta, presionando ligeramente con los dedos para que quede adherido (recordad, la cara rugosa del transfer en contacto con el chocolate!). Dejamos enfriar en el frigorífico, o en un lugar fresco y seco ahora en invierno (en verano, frigorífico indispensable!).Una vez solidificado el chocolate, retiramos con cuidado la lámina de transfer despegándola (funciona como una calcomanía para chocolate). Conservamos las galletas en un lugar fresco hasta su consumo. Con esta opción saldrán más 12 de galletas, ya que se usa mucha menos cantidad de chocolate para bañarlas

NOTAS:

  • Puedes usar chocolate con leche en lugar de chocolate blanco.
  • La manteca de cacao es opcional en esta receta. Sirve para hacer más líquido el chocolate blanco. Si usáis chocolate blanco especial para fundir, no será necesaria (de hecho en la receta publicada en mi libro, no la uso). Si usáis candy melts, puede hacerse más líquido con un poco de aceite de girasol en lugar de la manteca de cacao.

IMG_3127

 

 

Fuente: La receta de la felicidad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s